viernes, 17 de mayo de 2013

Una broma antigua

ELLA.- Soy perezosa. Me encanta dormir.
ÉL.- A mí también. Podríamos dormir juntos.



"Me dijo que le gustaba salir a caminar sola.
Recordé una broma de Schopenhauer y contesté:
- A mí también. Podemos salir juntos los dos."
Jorge Luis Borges: "Ulrica", en El Libro de Arena (1975)


6 comentarios:

  1. Encantadora broma.
    Gracias Benito, he descubierto que, aunque soy científica, la filosofía es un mundo que me está gustando descubrir y empatizo con ello.

    ResponderEliminar
  2. Bienvenida. Yo no entiendo la separación: la ciencia lleva a la filosofía (en busca del marco general), la filosofía a la ciencia (deseosa de respuestas concretas)... Y la literatura para liarlo todo e imaginar posibilidades.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, todo está relacionado, y el cine es la representación de nuestras sensaciones, pensamientos, vivencias, etc..., reales o ficticias, que aparecen reflejadas ante nuestros ojos deseosos de sorprenderse.

      Eliminar
  3. Para mí, lo más misterioso del cine es que le gusta a todo el mundo, aunque no sean las mismas películas... ¿Hay alguien a quien no le guste el cine?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, es que hay dos maneras de disfrutar el cine.
      Por un lado, sabemos que lo que se proyecta no es real, pero que diablos, nos gusta creer por un ratito que sí que lo es y nos sumergimos, desconectando de nosotros mismos, nos estimula. En la segunda, nos situamos deliberadamente fuera y analizamos el discurso, la técnica, la finalidad de la obra. Esto puede ocurrir si falla la primera opción,...o también si no
      ¿Alguien da más? (diría por menos, pero eso no es cierto, resulta demasiado caro)

      Eliminar