martes, 11 de junio de 2013

Antes o después

   Terminarás más sola que la una, vaticinaste con tu voz cavernosa una noche de hace ahora un año. A estas alturas, qué voy a decirte, veo que tenías toda la razón, acertaste otra vez. Por si quieres saberlo, he vuelto a mi país de origen, se llama Infierno y tú no lo aguantarías ni una semana. Dicen que te llevas de maravilla con Julia, que os entendéis al doscientos por ciento y que das por concluida la época de conquistar mujeres. Me alegro por ti, machote, parece que has madurado. Te advierto que yo también, de hecho ya no espero príncipes, medias naranjas ni funcionarios, desconfío por igual de todos los hombres y parezco la candidata perfecta para terminar vistiendo santos, o mejor, para quitarme de en medio. Bueno, así lo haré si es preciso; pero antes o después te haré una visita. No digo cuándo para mantener la intriga, ya sé que te gustan las policíacas. Yo soy más del terror, no sé si te acuerdas.

3 comentarios:

  1. Hace unos años me dijeron lo mismo. Pero ahora me encuentro mucho mejor porque más vale sola que mal acompañada. En mi caso, nunca le daré la sorpresa...Aunque me encantan las pelis de terror.

    ResponderEliminar
  2. Nada de sorpresas, Elvira, claro que no, jaja... Dejemos las películas (y los cuentos) de terror en su sitio. Este cuentito, como la mayoría, es un poco antiguo, ya no me gustan tanto las pelis de terror. Oye, ¿y a quién no han amenazado con esa cantinela de quedarse solo/a? Paparruchas. Vanidad...

    ResponderEliminar
  3. Pues yo en estos casos prefiero el expresionismo alemán.
    Puntuación del cuento: 20 sobre 10.

    ResponderEliminar