sábado, 24 de agosto de 2013

24 - VIII - 2013

   Estamos rodeados, y aunque no seamos muy conscientes todavía, no tenemos ninguna posibilidad. El asedio no viene de fuera, sino que parte de nuestra propia casa, de nosotros mismos, pues somos cómplices del enemigo: vamos a morir ahogados en una selva de letras. Si enciendes la tele te obligan a seguir las noticias mientras lees otras noticias como columnas de hormigas, repetidas y cabriolantes, si ves películas es imprescindible hacerlo con subtítulos, y si te diriges al ordenador, entonces estás muerto, pues llega todo un mundo de periódicos y revistas, tuits y correos, news y pics, dibujos ocurrentes, minicuentos y anécdotas, millones de blogs, obras completas de todo un clásico en alguna biblioteca argentina, los sitios de los compañeros, los tuyos, recomendaciones, lecturas pendientes, almacenadas, libros en epub, mobi y pdf, cómics, audiolibros y conferencias en mp3, el archivo de un periódico que acaban de digitalizar, las colaboraciones de éste o aquél en sus respectivos diarios, la recopilación de las críticas y los artículos de fulano o mengano, y los blogs y dietarios de autor alojados en ciudades de blogs, más una enorme, a estas alturas inabarcable lista de enlaces guardados en favoritos.
   Aquí estamos, por cierto, lanzando la recomendación (que resumida viene a decir: hay que apagar el ordenador al menos un rato cada día), de la única manera posible, a través de una entrada en un blog perdido en la jungla.


6 comentarios:

  1. Eh, querrás decir "hasta luego"... :)

    ResponderEliminar
  2. Totalmente de acuerdo.
    Chi vediámo dópo ;)

    ResponderEliminar
  3. Perdón, lo he puesto como se pronuncia, realmente es: "ci vediamo dopo".
    Es que aún estoy dormida.

    ResponderEliminar
  4. http://elpais.com/elpais/2013/09/03/opinion/1378231243_993244.html
    "Lo mínimo que va a quedarnos de esta era proclive a los fragmentos, llena de niños sobreestimulados, que no tienen espacios para la reflexión y el silencio, es un mundo sin artistas."

    @iwtex

    ResponderEliminar
  5. Muy buen artículo. Sumemos al rato sin ordenador un rato paseando, y que sean distintos.

    ResponderEliminar