martes, 19 de mayo de 2015

Así acaban



Adiós y sean amables. 
Dicen las últimas palabras de la edición original de Anatomía de la melancolía.

(...)

Adiós y sean amables.

[David Markson: Esto no es una novela. Buenos Aires: La Bestia Equilátera, 2013, págs. 202 y 214]

No hay comentarios:

Publicar un comentario